Privacidad preciado tesoro

Privacidad preciado tesoro

Vivimos en lo que ya se conoce como la economía de los datos. Las nuevas y exitosas empresas, los nuevos negocios, no están sustentados en algo físico, sino en algo tan intangible y tan valioso como los datos. Los negocios que saben extraer, innovar y utilizar esta información para crear nuevos servicios o simplemente para mejorar los existentes son los que están cambiando el paradigma económico.

Los datos son el principal activo de lo que se ha venido a denominar Big Data, cuyo mercado representa una oportunidad de crecimiento de billones de dólares en todo el mundo, según la consultora IDC. Según sus cálculos, la tecnología y los servicios relacionados con Big Data crecerán a una tasa compuesta anual del 26,4% hasta alcanzar los 41.500 millones de dólares en 2018. Un crecimiento seis veces superior al mercado global de tecnologías de la información.

En el plano social son muchos los servicios y aplicaciones que usamos y disfrutamos gratuitamente en Internet son sostenibles gracias a una publicidad cada vez es más dirigida a la persona o colectivo deseado. Una personalización que no sería posible sin los datos que aportamos los propios usuarios y que para que sea sostenible en el tiempo debe, necesariamente, ser respetuosa con el derecho a la intimidad y a la privacidad de cada individuo.

Muchas oportunidades para innovar

En la era del Big Data, los datos suponen una enorme oportunidad, tanto para particulares como para organismos públicos y privados. Tal y como constata la OCDE (Organización para la cooperación económica y el desarrollo), los datos se están convirtiendo en un activo fundamental en la economía, fomentando nuevas industrias, procesos y productos y creando ventajas competitivas significativas.

En las empresas y administraciones, la explotación de los datos promete crear valor en una variedad de operaciones, desde la optimización de las cadenas de valor hasta la fabricación global personalizada y unos servicios más eficientes permitiendo derivados de la combinación de grandes cantidades de datos con nuevos desarrollos en materia de inteligencia artificial.

Todo ello sin olvidar los grandes avances que pueden darse en base a la investigación y el tratamiento desagregado de estos datos en materia de salud, inteligencia artificial o ciudades inteligentes por citar solo algunos campos.

La necesaria privacidad

Este mayor acceso y utilización de datos crea una amplia gama de cuestiones sobre la política que se debe aplicar, tales como la privacidad y la protección de los consumidores, un acceso público y abierto a los datos, así como las habilidades, el empleo, y la medición, por nombrar algunas de estas cuestiones.

Por eso, el Día de Internet 2016 apoya y respalda la conmemoración, mañana día 28, del Día Europeo de la Protección de Datos en su Décimo Aniversario de celebración y anuncia que el hilo conductor de todas las actividades que se desarrollarán con motivo del Día de Internet será, precisamente, la privacidad.

El objetivo del Día de la Protección de Datos (celebración auspiciada por la Comisión Europea, el Consejo de Europa y las autoridades de protección de datos de los Estados miembros de la Unión Europea) es promover y acercar entre los ciudadanos sus derechos y responsabilidades en materia de protección de datos personales. Este día se estableció el 26 de abril de 2006 por el Comité de Ministros del Consejo de Europa. La fecha, 28 de enero, corresponde al aniversario de la firma del Convenio 108 del Consejo de Europa para la protección de las personas respecto al tratamiento automatizado de datos de carácter personal.

Privacidad, protagonista del Día de Internet

La privacidad y el respeto a los datos personales, junto con la necesidad de poder utilizarlos de manera correcta para permitir nuevos negocios y servicios al ciudadano, cobra pues cada vez más importancia.

Por eso, la celebración del Día de Internet en 2016 tendrá, en la Privacidad, su hilo conductor por su importancia para toda la sociedad en su conjunto. De esta forma, los diferentes actos que se llevarán a cabo para conmemorar la fecha del 17 de mayo tendrán en la privacidad un eje central.

San Judas Tadeo